Tag Archives: Drácula

Floraciones Febrero (Cuarta semana)

Drácula

He agregado este género, pues últimamente se ha popularizado en todos los niveles, y hemos creído que los lectores del blog deben conocerla, y saber la verdad, de esta rara maravilla de la naturaleza.

Dracula simia
Dracula simia

Genero que tiene aproximadamente unas 120 especies, incluidas anteriormente en el género Masdevallia, y separadas de ésta en el año 1978 por sus particularidades.

Son plantas generalmente epifitas, raras veces terrestres, viven en lugares sombríos, frescos y húmedos de los bosque de Centroamérica (Costa Rica), y en los Andes en alturas de entre 1000 y 2000 msnm. tanto en Colombia, como especialmente en Ecuador y Perú.

Viven solamente en zonas donde la humedad es constante de un 80 %, las temperaturas durante el día son de 25 a 28 ºC, y por la noche de 4 a 13 ºC, y poseen un agradable y fuerte aroma a naranja madura.

No posee pseudobulbos y solo tallos con una hoja grande, delgada y picuda, de color verde oscuro que es la que almacena los nutrientes que la planta necesita para su vegetación.

Inflorescencias erectas, con una flor, con tres sépalos parcialmente fundidos en sus bordes, que sin estos tienen no más de 3 cm. de diámetro, con espolones que recuerdan los colmillos del conde de ficción tan nombrado de Transilvania.

Dos pétalos pequeños que son los que aparentan ser los ojos del simio, y el labelo pequeño y poco visible que compone la boca de la cara.

En realidad la flor no quiere imitar la cara de un mono, sino que trata junto con su fragancia, parecerse a un hongo propio de esa zona, que atrae a las moscas que son las responsables de la fecundación de sus flores.

Muy pocos y solo dedicados coleccionistas, han logrado hacerlas crecer, y florecer normalmente en ámbitos diferentes al habitad original.

Tuve la oportunidad de ver personalmente una de estas plantas en lo de mis amigos de Tiare en Punta del Este, Uruguay.

Suelen vivir entre las raíces de otras orquídeas epifitas, y florecen en cualquier época del año.

Imposibles de cultivar al aire libre en nuestro clima de Buenos Aires.